D-Manosa, Remedio Natural para una Vejiga Sana


Las infecciones del tracto urinario se encuentran entre las más frecuentes en los países industrializados occidentales. Debido a la situación anatómica de la uretra, las mujeres están más predispuestas a sufrirlas. 


Estadísticamente, el riesgo de desarrollar al menos una vez en la vida una infección del tracto urinario es del 50-70%. Y la probabilidad de volverla a desarrollar una o varias más después de la curación de las molestias es del 20-30%. 

Las bacterias atacan el cuerpo en el tracto urinario a través de las membranas mucosas


La superficie de las células de la membrana mucosa se compone de estructuras de azúcares que pueden retener las bacterias, lo que da como resultado el desarrollo de inflamación que se manifiesta con las típicas molestias. 

La mayoría de infecciones urinarias son causadas por el patógeno Esherichia Coli (E. coli) y la alta disposición de la D-Manosa por adherirse a la bacteria la hace un complemento interesante cuando la infección se presenta. 

Ingerido por vía oral, la D-Manosa puede deslizarse fácilmente entre las células de la mucosa y las bacterias, debido a su tamaño pequeño. 


A continuación, la D-Manosa se acopla a la bacteria E. coli quedando irremediablemente unidas. De esta manera, el conjunto de estos "paquetes" se excretarán, posteriormente, al orinar

El uso de D-Manosa por una infección del tracto urinario causada por E-coli es una alternativa suave, no tiene efectos secundarios o interacciones conocidas. Así mismo, la D-Manosa es un gran aliado para prevenir las recaídas. 




Debido a que estamos hablando de un glúcido, los diabéticos deben utilizar D-manosa sólo bajo estricto control de los niveles de glucosa en sangre y siempre después de consultarlo con su médico especialista.



Valoración de quienes lo han probado


<= Comparte este post con los botones de la izquierda. Ayuda a otros a recibir esta información de valor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario