Insomnio y la Reflexología Podal



No dormir adecuadamente genera una sensación de agotamiento y malestar muy intenso e imposibilita en muchas ocasiones no poder llevar un ritmo normal durante el día, produciéndose un circulo vicioso, que aunque parezca extraño se repite, a mayor cansancio, mayor dificultad para conciliar el sueño.

La normalización del estado de salud conseguido con la reflexología podal no sólo abarca los aspectos físicos u orgánicos de la misma, sinó que también se observa una cierta liberación o descarga de tensiones de tipo psíquico o anímico, especialmente en lo referente a estados de estrés, tensión nerviosa, sobrecarga emocional, etc., y que pueden manifestarse en forma de un sueño más profundo o reparador.


Recuerdo un caso que tuve con una paciente que me dejó atónito. El problema de esta persona era mucho más que el insomnio, era una persona que quería suicidarse y no dormía de noche ni de día, pura medicación para poder dormir.

Esto hacía que sus familiares tampoco pudiesen dormir, velando por ella día y noche, imagínate la situación, un caos.

Estas personas se pusieron en contacto conmigo a través  de otro paciente mío, (boba a boca, mi mejor publicidad).

En la primera sesión, esta mujer (omito el nombre, por discreción), no habían pasado 10 minutos y ya estaba dormida. Es impresionante como reacciona nuestro sistema nervioso central a la Reflexología Podal.

Hoy día, esta mujer, gracias al trabajo de su terapeuta transpersonal y a mi trabajo con las sesiones de Reflexología Podal, salió de esa crisis y su familia volvió a sonreir y dejar de sufrir.

Ésta es una de las muchas experiencias que me ha dado esta maravillosa profesión a la que tanto le debo, gracias Petra Almazán, por transmitirme todos tus conocimientos.


Juan Carlos López Hidalgo
Refléxologo Podal




No hay comentarios:

Publicar un comentario